gestion cultural

La Gestión Cultural, una profesión invisible

La Gestión Cultural es un término que aún suscita cierta ambigüedad. Se trata de un trabajo «multitarea» que parece invisible muchas veces, o al menos, poco identificable, y que merece la pena defender y visibilizar en la medida que está en nuestra mano. 

Qué es la Gestión Cultural

La Gestión Cultural es un campo de estudio y una forma de ofrecer servicios a la sociedad en el ámbito cultural. 

Como campo de estudio, se investiga en diversos másteres y cursos de posgrado que ofrecen las universidades españolas. Como profesión, es un trabajo que está en constante movimiento y adaptación, ya que reside en las empresas, industrias, instituciones y asociaciones culturales. 

A grandes rasgos, podríamos decir que, para la Gestión Cultural, se requiere dominar la creación, desarrollo, evaluación, organización, mediación y coordinación de proyectos culturales. 

Quién es gestor/a cultural

Los gestores y gestoras culturales son los profesionales encargados de realizar las tareas anteriormente mencionadas. 

Muchas veces están «entre bastidores», sirviendo de puente entre las artes y las instituciones, lidiando con la administración, las financieras y las políticas concretas. Ser gestor o gestora cultural implica un cierto grado de emprendimiento y adaptación al medio, muchas veces sobre la marcha, según van surgiendo problemas e inconvenientes que resolver. 

gestion cultural

Dicho de otra forma, un aspecto vital para entender al gestor cultural es saber que lo que hace es, valga la redundancia, gestionar, realizando operaciones diversas que anticipen, resuelvan y eviten conflictos del proyecto cultural. 

Por supuesto, estas acciones incluyen el marketing tradicional y digital, la negociación y mediación entre entidades y particulares, y la investigación de campo. 

Como vamos viendo, el gestor cultural es una figura que tiene que armarse de paciencia ante todo, y ser lo suficientemente flexible y adaptativo para desempeñar sus funciones con efectividad. Porque sabemos que, cuando estamos coordinando un proyecto, siempre hay que contar con imprevistos. 

Los imprevistos, un campo de batalla 

Los imprevistos pueden provenir de diferentes formas, pero quizá los más habituales en el ámbito de la cultura son los que precisamente conllevan otros seres humanos. 

Pongamos un ejemplo de este factor humano:

Imaginemos que estamos gestionando un festival de música veraniego. Nuestras funciones pueden ser las de coordinar las campañas de publicidad, llevar las redes sociales, contactar con los artistas y los patrocinadores, atender a los medios de comunicación, redactar notas de prensa, recibir llamadas telefónicas, realizar una previsión de gastos, encargarnos de la contratación de los equipos técnicos…

Los equipos que contratamos pueden no llegar a tiempo, o podríamos cometer errores de cálculo, o enfrentarnos a problemas de comunicación con los artistas.

Además, hay que tener en cuenta los aforos, la época del año en que se produce el evento, la climatología, las necesidades especiales del público…

Todo ello forma parte del funcionamiento habitual del gestor cultural, como vemos, un trabajo muy costoso y sacrificado, pero a la vez, muy gratificante para los que creen genuinamente en la Cultura y el Arte.  

Dónde se realiza la Gestión Cultural

La Gestión Cultural se aloja en muchos lugares:

Las ferias de música, teatro o danza, los teatros, los festivales, los museos, las galerías de arte, los centros culturales, las universidades, los medios de comunicación en su sección cultural, el Marketing y las campañas publicitarias, las exposiciones, los ciclos de conferencias o las orquestas.

La Gestión Cultural como profesión

Existen cursos de posgrado y másteres que nos habilitan como gestores culturales, es decir, profesionales especializados que ejercen un trabajo ciertamente versátil. 

Pero como en muchas profesiones, la teoría solo es el primer paso, ya que ésta no nos libra de aprender sobre la marcha e ir ganando experiencia práctica y habilidades concretas con el tiempo. A gestionar se aprende gestionando. 

gestion cultural

La Gestión Cultural ocupa un espacio de intermediación constante, estableciendo nexos de conexión entre los servicios que se demandan y los destinatarios, acercándonos a un amplio abanico de gente, desde entidades bancarias y financieras, artistas, comisarios, periodistas, interventores hasta alcaldes, funcionarios y empresarios.

Es una profesión en toda regla, y ya son muchos los perfiles que se autodefinen como «Gestor/gestora cultural» en las Redes Sociales de cara al mercado laboral. 

Sin embargo, el aumento de las nuevas tecnologías y el incremento de la demanda on-line ponen en jaque constante al gestor cultural, ya que tiene que ir renovándose con la misma sociedad e ir adquiriendo las competencias necesarias para ejercer su función de forma útil. 

Ya no se trata de ser joven y tener estudios superiores, sino de acceder a una formación generalista que toque diferentes palos, como el diseño, la edición de imagen y texto, copywriting, tecnología, marketing digital… 

A todo ello hay que sumarle la pasión, ya que sin este último ingrediente secreto, la mediación cultural puede convertirse en una tarea realmente abrumadora. 

Sara San Miguel

Historiadora del Arte, Experta en Marketing, Gestión Cultural y Blogging. Máster en Ciencias de las Religiones. Lee mis artículos →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Sara San Miguel Ibáñez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Strato.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad